Uno de los beneficios que presentan los bungalows es su larga vida útil, gracias a los materiales utilizados. La competitividad de este alojamiento tiene un gran atractivo para el turismo familiar, de parejas y grupos de todas las edades y condición social. No obstante, tras 20 años, los alojamientos requieren una modernización: una reforma estructural, de distribución o de renovación parcial.